viernes, 22 de noviembre de 2013

Momento Musical de Cine.


Un mes más nos encontramos con Momento Musical, esa cita con nuestras vivencias y nuestros recuerdos a través de la música.

Hoy es un día especial. Especial por varios motivos: hoy es Santa Cecilia, patrona de la música, así que es nuestro día.

Además, hoy mi blog cumple un año. Las estadísticas dicen que un porcentaje altísimo de blog no llegan a su primer año de vida, así que no vamos mal del todo. 

Y para celebrarlo no he organizado sorteos, ni grandes fiestas; solo quiero compartir con vosotros, con los que estaban conmigo hace más de un año y con todos los que os habéis incorporado a mi vida gracias a esta aventura del 2.0, un Momento Musical de Cine especial.

La música es una parte esencial del cine, de eso no hay duda. Ahora no somos capaces de concebir una película sin una buena ambientación sonora que realce las escenas, que les de más intensidad y emoción. Pero esto no siempre fue así. 

En los comienzos del cine no existía el sonido, ni para los diálogos ni por supuesto para la música. Pero a pesar de que las cintas de cine no sonaban, no se concebían sin música y era necesaria la figura del pianista de cine. 

Mi abuelo fue uno de esos pianistas. De mi abuelo se podrían hablar miles y miles de cosas, fue un hombre realmente excepcional, fuera de serie, de esas personas únicas con una enorme inteligencia y un más enorme corazón.

Siempre he oído contar en la familia la historia del abuelo tocando en el cine mudo de Zaragoza mientras en el atril tenía los libros de la carrera de medicina que estaba estudiando. Mi abuelo era capaz de eso y mucho más. Esa imagen me ha acompañado siempre como el ejemplo del equilibrio entre lo creativo y lo racional, como ejemplo de trabajo, como ejemplo de capacidad y tesón. 

Mi abuelo tenía unas manos muy especiales que recuerdo perfectamente: largas, estilizadas, con los huesos y las venas muy marcadas, pálidas y ágiles. Manos que ya habría querido yo heredar (las mías son pequeñitas, y eso me ha hecho tener que esforzarme un montón) manos que veo deslizarse por el teclado del piano, que me hubiera gustado escuchar mucho más. 

Siempre que salgo a un escenario a tocar, sé que él está ahí conmigo. Pienso, o me gustaría creer, que parte de su música permanece conmigo. 


video



La música de la película Casablanca siempre me ha recordado a él, a aquella escena de cine antiguo. Me imagino al Abuelo Alfredo tocando entre el humo de aquel viejo café. Sus manos recorriendo el teclado de aquel piano gastado. Veo la imagen en blanco y negro y noto que todo mi cuerpo se estremece.  Siento una conexión muy fuerte con el pasado y me considero una auténtica privilegiada por poder hablar y entender el lenguaje de la música; un lenguaje universal que es capaz de acortar distancias, de unir el pasado con el presente, de conectar a gente de la más diversa condición. La música es capaz de llevarnos a lugares imposibles. 

He querido celebrar este año del blog compartiendo un pedazo muy íntimo de mi historia para daros las gracias por estar, por haber hecho que en este año sucedieran cosas increíbles gracias a La Isla de la Música. Un blog que voy llevando a trompicones, no sin dificultad, pero en el que intento transmitir todo aquello que me importa y soy. 

Muchas gracias.


Aquí puedes ver el código de enlace.
get the InLinkz code


12 comentarios:

  1. Que bonita la historia que has contado de tu abuelo...y la música elegida...perfecta ;)

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada, Isabel. Estoy segurísima de que tu abuelo sigue contigo cuando tocas, por eso es mágico oírte. Gracias por darnos otro mes más de ilusión. Besos muy, muy fuertes y ¡ENHORABUENA! Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, ¿Sabes que has elegido la canción de mi película favorita? Para mí es LA película. Besos.

      Eliminar
  3. Isabel... lo primero FELICIDADES. Con mayúsculas. Por todas las cosas que ya te he dicho, porque eres una persona ESPECIAL, ELEGANTE, INTELIGENTE, CARISMÁTICA y una BELLÍSIMA PERSONA, con un talento amplísimo, para tantas cosas... ADMIRABLE. Ya sabes lo que te quiero, y que lo digo DE VERDAD.
    Para mí, esta entrada... ufff (y también sabes cómo me estoy sintiendo ahora mismo, que estoy emocionada en grado sumo) es INFINITAMENTE MEJOR que cualquier sorteo, aunque ganara el premio. Esta entrada es un REGALO. Porque esa parte de tu vida que que has querido compartir me parece sencillamente preciosa, porque escucharte tocar y saber que el espíritu de tu abuelo está a tu lado, en tu corazón... eso es algo que... Ayayayayyayyy. No puedo con la vida. Estoy superemocionada... GRACIAS.
    Muchos besos, corazón!

    ResponderEliminar
  4. Isabel, MUCHÍSIMAS FELICIDADES por tu día (el de los músicos) y por tu cumpleblog. Estoy con Nieves en que este es el mejor regalo, saber un poquito más de ti y ser como eres. Todo lo que has contado de tu abuelo me ha puesto los pelos de punta, me has emocionado! Sin duda puedes estar orgullosa de él y él de tí. Deseando estoy verte tocar en directo (presentando ya sé que eres una fenómena). Esa escena y esa película que has puesto...¿qué quieres que te diga?
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. FELICIDADES GUAPA!!!!!!!!! Coincido con ellas....... pelos de punta....... y desde luego está muy cerca de ti... seguro.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  6. Emocionada y conmovida. Me has hecho llorar.
    Tu abuelo, mi padre, estubo siempre muy orgulloso de tí y sé que lo sigue estando. Está a tu lado y me gusta que tu lo percibas.
    Te quiero mi niña. Mua!

    ResponderEliminar
  7. Me has hecho llorar, y las palabras de tu madre,UFFF...
    Enhorabuena por un montón de cosas por TUS MOMENTOS MUSICALES, POR DEJAR QUE LOS COMPARTAMOS CONTIGO, POR COMO TOCAS, POR ESE MAESTRO QUE HA SIDO TU ABUELO Y QUE HACES QUE NOS IMAGINEMOS en CASA BLANCA
    . FELICIDADES POR SANTA CECILIA, POR TU CUMPLEBLOG Y PORQUE ESTOY MUY CONTENTA DE HABERNOS CONOCIDO.UN BESAZO

    ResponderEliminar
  8. Compruebo con alegría que tu blog sigue adelante, aunque sea con una marcha más corta. Seguro que llegarán tiempos de mayor aceleración. Tu entrada de hoy nos ha llegado al corazón a los que tuvimos la suerte de conocer al abuelo Alfredo. Como tú bien dices era una persona única. Un gran sabio en lo suyo (la Biología y la Medicina) pero todavía mucho más importante, si es posible, en cuanto a humanidad, bondad, sencillez, desprendimiento y disponibilidad para todo aquel que le necesitara. Y, además, músico: pianista y violinista. Una gran persona que ha de servirnos siempre de referencia y al que es imposible olvidar. Muchas gracias por recordar esa parcela singular de tu abuelo pianista en los cines mudos que nos ha dado pie a rememorar toda su grandeza. Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Isabel! Vaya entrada emotiva que no podía ir acompañada de mejor banda sonora..
    Enhorabuena por todo!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Felicidades por este año con el blog ! gran homenaje a tu abuelo, una entrada preciosa y emotiva! y la musica genial me encanta! Besos

    ResponderEliminar
  11. Gracias por compartir esas emociones tan personales con todos nosotros.
    Tu interpretación de ese tema es super-emocionante y más notando de fondo el espíritu de tu abuelo sobrevolar por la sala..él seguro que está contigo cada vez que tocas...
    Felicidades por el año de blog y por todo
    Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...