jueves, 24 de enero de 2013

Hacer con las manos.

Nadie duda de que estamos en un tiempo de cambio. Algo debe cambiar, algo está cambiando. Porque lo que había, parece que está fallando y somos nosotros, todos, los que debemos encontrar un camino hacia algo mejor. Yo creo que el secreto de ese camino está en la ilusión, la creatividad y las ganas de hacer bien las cosas. Hemos vivido un momento en el que lo grande, lo fastuoso, en definitiva lo caro, era siempre lo más valorado, pero ahora se extienden movimientos enormes en el mundo, muy beneficiados por el poder de las redes sociales, que vuelven a dar valor a lo estéticamente bonito, a lo creativo, a la imaginación, a los artesano... a las cosas hechas con las manos y el corazón.



He tenido la suerte de conocer, de una manera un poco accidentada, a Joanne Newman. Conocía su trabajo por medio de su blog, y cuando vi que hacía un curso en Madrid, no dudé en apuntarme. Era el curso perfecto, lo hacía junto a Isthar Olivera y reunía dos cosas que me apetecía muchísimo descubrir: la cosmética ecológica y casera y el buen gusto para la decoración y empaquetado de Isthar. Por tretas del destino no pudo ser, pero conocí a Jo y fue un auténtico privilegio. Con una dulzura y una amabilidad inmensa puso a mi disposición sus conocimientos y un precioso regalito.

Esta Navidad, quería preparar algún regalo bonito para la gente especial que está a mi alrededor. Debía ser algo sencillo, pero hecho con muchísimo cariño. Me decidí por hacer bálsamos labiales. Contacté con Jo y ella puso todo lo necesario a mi disposición, y un montón de buenos consejos.
Al y yo lo hemos pasado en grande haciéndolos, nos encanta trapichear y probar cosas nuevas. 


Luego solo quedaba empaquetarlos bonitos, para lo que usamos bolsitas de Delipapel y unas preciosas cajas de Self Packaging y regalarlos a las personas que más queremos. Aunque es solo un detalle, da una satisfacción inmensa regalar algo que has hecho con tus propias manos y en lo que has puesto un poquito de tu corazón.


Lo más bonito ha sido ver el valor que le han dado nuestros amigos y familiares a algo tan sencillo y pequeño, pero la mayoría de ellos han sabido ver y valorar que estaba hecho especialmente para ellos y que eso significaba que eran muy importantes para nosotros.

A mi ya me ha picado la curiosidad esto de hacer "potingues", así que dentro de poco me atreveré con algo nuevo. 
Os animo a probar el "handmade", hay infinitas posibilidades y algo hecho por nosotros se siente de una manera muy especial.

¿QUÉ COSAS BONITAS HACÉIS VOSOTROS?

Me encantaría verlas.

Estoy enlazando este post "Hacer con las manos" a la fiesta de enlaces de Personalización de Blogs


10 comentarios:

  1. Gracias por tu cariñosa mención!
    estoy completamente de acuerdo contigo en lo que has escrito! este nuevo cambio en todos los ámbitos es un cambio de vuelta a las cosas hechas con el corazon : )

    ResponderEliminar
  2. Hoy me ha enseñado Isabel el cacao y me parece genial! Yo quiero uno :)

    Por cierto, ando buscando tu mail para pasarte un par de partituras y me estoy volviendo loca :S

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Los regalos te han quedado preciosos! Me ha encantado la presentación! Felicidades y gracias por incluirme en tu blog! Fue un placer conocerte y espero que pronto podamos pasar un rato un poco más largo juntas!
    Besos,
    Jo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, el placer ha sido mío. Ojalá nos podamos ver pronto.
      Besos.

      Eliminar
  4. Como ya nada volverá a ser igual en esta España nuestra destrozada por el afan depredador de la casta política(no sé si para bien o para mal y me refiero a lo de que nada volverá a ser igual) tu comentario-realidad sobre lo hecho con las manos me parece muy oportuno. Recuperar habilidades que habían desaparecido de nuestras vidas puede ser una buena solución para combatir la fiebre consumista en la que habíamos degenerado. No es que propugne el volver a la sociedad del trueque (aunque algo de ello sí podríamos aprovechar) pero creo que es buena idea plantearnos que somos capaces de producir nosotros mismos algunas cosas elementales para nuestro consumo. Además, ello nos permitirá despertar habilidades que pensábamos que ya no teníamos. Y por si fuera poco, ello nos apartará un poco de las maquinitas de todo tipo que no hacen más que arruinar nuestras capacidades y embrutecer nuestras mentes. Y, por último, como es el caso, si en estas tareas hacemos partícipes a nuestros peques mejor que mejor. La creatividad, aunque sea a pequeña escala, es una magnífica escuela de formación, ya que despierta la curiosidad, agudiza el ingenio, potencia nuestra autoestima, etc.
    Tenemos que animarnos todos a volver a ser unos "manitas"; nos ahorraremos tiempo y dinero, aprenderemos cosas nuevas y divertidas y, además, fomentaremos (si es que se hacen en grupo) una nueva sociabilidad que habíamos perdido.
    Bueno, me ha salido un comentario un poco "ecologeta", aunque no era esa mi intención.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta lo hecho a mano, y la cosmética ecológica es una de las cosas pendientes que tengo. Me ha parecido un detalle genial, y el empaquetado muy bonito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mistresreyes. Ánimate a probar a hacer los labiales es muy fácil, pueden ayudar los peques y luego se sienten muy orgullosos regalándolos.
      un besito

      Eliminar
  6. Que buena idea y que bien presentado felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias dreammor, una ilusión viniendo de ti con las cosas tan bonitas que haces. Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...