domingo, 5 de mayo de 2013

#150. sol, verano, fiesta


Iba conduciendo su Ford Fiesta, los últimos rayos de sol se colaban suavemente por la ventanilla. La temperatura era perfecta, uno de esos atardeceres de primavera cuando los días empiezan a ser muy largos y en el aire se respira el aroma de las flores silvestres que cubren el paisaje tras las últimas lluvias. Decidió coger el camino más largo, aquella avenida arbolada por donde le gustaba circular mientras escuchaba música. Encendió la radio, una melodía muy familiar comenzó a sonar, esbozó una sonrisa; le encantaba la sensación de conducir bajo el juego de luces que producían las copas de los árboles mientras escuchaba música.  Un comienzo calmado en el que el sonido de las cuerdas de la orquesta se mezclaba con los sonidos de pájaros que entraban por su ventanilla medio abierta. Pronto la música cogía intensidad y su imaginación comenzaba a volar. Había llegado  casa, pero no pudo bajar del coche hasta que no terminó la última nota de "El Verano" de Vivaldi.


"El Verano" de Vivaldi, merece la pena escucharlo entero y dejarse envolver por las sensaciones y escenas que refleja. ¡Feliz escucha!




20 comentarios:

  1. me he transportado al cuento.. muy bonito.. feliz día

    ResponderEliminar
  2. lo voy a escuchar, me encanta :)

    ResponderEliminar
  3. Hay! Cuántas veces me ha pasado! No apagar el coche por no parar una canción a la mitad! Se muy bien cual es la sensación... Y las cuatro estaciones les encanta a los niños, por cierto. Feliz día de la madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa un montón, y esos minutos robados al tiempo son los que más se disfrutan. Feliz día para ti también

      Eliminar
  4. Hoy nos dejas dos regalos: tu cuento, curioso e imaginativo, y la música de Vivaldi. Así pues, doble agradecimiento. Te escribo este comentario mientras escucho la música de "El verano" que no tiene nada que envidiar a su famosísima "Primavera", una parte de la cual, por cierto, se cuela al final de la grabación. Excelente la violinista.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las cuatro estaciones son fabulosas. Espero que las disfrutes.

      Eliminar
  5. Jajajaja qué bueno! Genial la excusa de la palabra VERANO para introducir a Vivaldi, pero lo del Ford FIESTA ha sido magistral xDD
    Felicidades, me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  6. Que bonito, me ha encantado lo del ford fiesta. Y no me sorprende que no quisiese bajar del coche hasta que terminase el verano de Vivaldi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un placer parar el tiempo para escuchar buena música. Un beso

      Eliminar
  7. Que bonito, a mi me encanta escuchar música en le coche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también, es mi momento, aunque me encantaría tener un mejor equipo.

      Eliminar
  8. Muy bonito y original. Yo llevo un ford FIESTA y también me encanta lo de quedarme en el coche hasta que termina la pieza que está sonando, así que súper-identificada con tu relato.... Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, alguna vez nos hemos quedado en tu ford Fiesta escuchando una canción ¿Verdad?
      ;-) Un beso

      Eliminar
  9. Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhh.... descubrimiento al canto!!!! Me encanta tu relato... Me voy a quedar un ratito más por tu casa... me dejas?? Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassss. No sólo te dejo, sino que para mí es un honor. Si me hubieras avisado habría puesto unas flores frescas. Un besazo. Bienvenida.

      Eliminar
  10. Me has trasladado a ese Ford Fi en un momento... Escucharé tu recomendación. Gracias por el cuento.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, me alegra que hayas venido un rato de viaje conmigo. Espero que disfrutes con la música. un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...